Publicar fotografías de Facebook sin consentimiento vulnera el derecho de protección de datos

Publicar fotografías de Facebook sin consentimiento vulnera el derecho de protección de datos

Publicar fotografías de Facebook sin consentimiento vulnera el derecho de protección de datos

El Tribunal Supremo sentencia que la publicación en un periódico de fotografías recogidas de un perfil público de Facebook requiere el consentimiento expreso de su titular.

Un periódico de ámbito provincial divulgó la imagen de un usuario de Facebook, así como de sus datos personales y de otra información de carácter personal relacionada con el estado de salud de sus familiares, al disponer de una cuenta abierta accesible al público y sin que previamente se le hubiera solicitado consentimiento para ello. Este hecho, que fue denunciado directamente por el propio usuario, acabó sancionando al periódico regional en primera instancia, concluyendo que había vulnerado el derecho de privacidad del usuario, su derecho al honor y a la propia imagen.

El periódico sancionado apeló la sentencia y, actualmente, el Tribunal Supremo la ha confirmado parcialmente, alegando que «La finalidad de una cuenta abierta en una red social en Internet es la comunicación de su titular con terceros y la posibilidad de que esos terceros puedan tener acceso al contenido de esa cuenta e interactuar con su titular, pero no que pueda publicarse la imagen del titular de la cuenta en un medio de comunicación.”

Por lo tanto, de acuerdo con la sentencia, tener un perfil público en Facebook no supone que automáticamente se autorice a publicar en los medios de comunicación la información contenida en el mismo, sino que para ello se necesita contar con el consentimiento inequívoco del propietario, tal y como establece el artículo 2.2 de la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del Derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.

A pesar de ello, el Tribunal Supremo alega que solo fue ilícita la intromisión en su derecho a la propia imagen, dado que la publicación de cierta información sensible sobre el estado de salud de los familiares era relevante para el artículo periodístico en cuestión y, por lo tanto, quedaba amparado por el derecho constitucional de libertad de información, lo que reduce la indemnización que el periódico debe pagar al usuario a la mitad, esto es 15.000 €.

Por lo tanto, con esta sentencia queda claro que:

  1. Es legal acceder a las imágenes e información de un perfil abierto en Facebook, pero no lo es su divulgación y publicación posterior sin contar con el consentimiento expreso de su titular y;
  2. En el presente caso prevalece el derecho a la libertad de información sobre el derecho a la intimidad personal y familiar.